Fiebre y Covid-19 Solución de reconocimiento facial y detección de fiebre

  sistema de puntualidad y asistencia

control de acceso

Análisis de la demanda (Temperatura)

Uno de los principales síntomas de una infección viral es una temperatura corporal anormal.
La temperatura corporal normal oscila entre los 36,5 C° y los 37 C°, y si supera los 37,3 C°, se trata de una fiebre patológica.

En la actualidad, las siguientes dificultades son comunes en la medición de la temperatura:

Detección de baja eficiencia

En la actualidad, el método de detección es único, principalmente por pistola de temperatura infrarroja o de contacto, pistola de temperatura del oído y termómetro de mercurio, y el tiempo de retroalimentación de los resultados de medición de temperatura es más largo. Es lento y laborioso cuando hay más gente.

Riesgo de exposición a la infección

Pistola de temperatura corporal de mano ampliamente utilizada, que requiere un uso cercano para la medición de la temperatura. Contacto a largo plazo, existe el riesgo de interferencia potencial del contacto con el personal.

Información de datos individuales

No importa la empresa o la familia, la información de temperatura no puede continuar con la acumulación de resumen de datos. Y confiar en registros artificiales de información es muy limitado, no es propicio para la conservación posterior, inspección y así sucesivamente.

La crisis del COVID-19.

 ¿El fin de los accesos biométricos?

 

La crisis sanitaria del COVID-19marcará un antes y un después en el mundo entero. Pocos pensábamos que este virus pudiera parar el mundo y sobre todo hacer cambiar los hábitos de la sociedad. Pero sí, la realidad ha vuelto a superar la ficción. ¿Quién va a querer ahora poner el dedo para ir al gimnasio? ¿Cómo vamos a acceder a la oficina si llevamos guantes de protección?. ¿Cómo vamos a marcar nuestra puntualidad y asistencia?  smartforve tiene la solución a este problema real, con la solución de control de accesos inteligente con múltiples métodos de identificación sin contacto, mediante el reconocimiento facial.

Muchos gestos y acciones que hacíamos hasta el momento ahora tendrán que relevarse por otras más seguras. Vamos en transporte publico y tenemos tendencia a tocarlo todo. Vamos al supermercado y tocamos todos los productos. Llegamos a la oficina y tenemos que poner el dedo para que nos lea la huella dactilar, a continuación, viene el siguiente y vuelve a introducir el dedo. Está claro que todo esto deberá cambiar. El cambio debe ser de inmediato. El contagio del virus es una evidencia, el confinamiento nos ha hecho recapacitar a todos.

 

Los accesos biométricos son un problema real porque ayudan al contagio de los virus. Ponemos el dedo para fichar o abrir una puerta sin habernos lavado las manos previamente y no sabemos quien lo ha hecho antes. Las empresas deben ir un paso adelante. No sabemos si vamos a tener que trabajar con guantes. El sistema de abrir las puertas y los accesos con huella dactilar es del pasado. El sistema de accesos del presente y del futuro lo tenemos con el sistema innovador smartforve. Ha salido recientemente al mercado y ha llegado para quedarse y marcar un antes y un después.